Conoce el Templo Todai-ji

Tōdai-ji es un templo budista que se encuentra en Nara, Japon. Alberga una estatua gigante (llamado dainichi en japonés; significa "Buda que brilla a lo largo del mundo como el sol"), conocido simplemente como daibutsu (Gran Buda), al igual que otras grandes figuras de Buda en Japón. El templo también sirve como los cuarteles japoneses de la escuela Kegon del budismo. Aun habiendo sido reconstruido 2 veces por causa de incendios provocados por la guerra siendo así un 33% más pequeño que el original, ostenta el record mundial siendo la construcción de madera más grande del mundo.

Parque de los Ciervos Sagrados

Los ciervos sika, protegidos oficialmente como tesoros nacionales y considerados como mensajeros de los dioses por el sintoismo, vagan por el terreno libremente. Son utilizados como reclamo turístico y se les puede alimentar, previa compra de una especie de obleas que venden dentro del recinto, por lo que no muestran ningún temor hacia las personas.

Durante la era Tempyo hubo varios desastres y epidemias. En el 743, el emperador Shomu promulgo una ley que obligaba al pueblo a construir un Buda para protegerse a sí mismos. Creía que el poder de Buda podría ayudar a la gente. El gran Buda fue diseñado por Kuninaka no muraji Kimimaro, cuyo abuelo fue un inmigrante del reino Baekje de Corea. Según la leyenda, alrededor de 2.600.000 personas en total ayudaron en la construcción del Budha (420.000 con contribuciones y 2.180.000 trabajando para construirlo); este número iguala a la mitad de la población de Japón en esa época, y fue con toda probabilidad exagerada. El templo fue finalizado en el 745 y el buda completado en el 751, habiendo consumido la mayoría de la producción de bronce en Japón durante varios años y dejando al país casi en bancarrota. La estatua ha sido refundida varias veces debido a razones como daños causado por terremotos y la reconstrucción del templo dos veces por incendios.

Viaja al impresionante parque de Nara

  • Código: #39940
Consultar

Gran buda de nara

En el Todai-ji, como representación de Vairocana se encuentra un gran buda sentado entre los pétalos de una flor de loto. Se dice que su construccion fue hace mas de 1400 años con la colaboración de mas de dos millones y medio de voluntarios, de esto no hay pruebas y se cre que no es veridico, pero aumenta el mito que gira al rededor de esta historia.

El santuario de kasuga taisha

Otro santuario que tambien se encuentra en Nara, uno de los más antiguos de Japon. Además, es el santuario de la familia Fujiwara, una de las familias más poderosas en aquella época que siempre tenía a alguien cerca del trono manejando los hilos.