Canadá tiene una superficie de casi diez millones de kilómetros cuadrados en donde habitan casi treinta y un millón de habitantes.

El atractivo más fuerte del país es indiscutiblemente su patrimonio natural: más de dos millones de lagos, cientos de parques y espectaculares montañas.

En invierno, el pasatiempo es ir a esquiar. British Columbia, Alberta, Québec y Ontario ofrecen zonas de esquí par distintos niveles y distintos presupuestos. Whistler, Banff, Mont Tremblant y  Mount St. Anne son los lugares de más apogeo y con las montañas más grandes.

En verano Canadá se viste de colores y sale a jugar. El clima es caluroso, la gente se quita sus abrigos, suéteres y camperas y se dedica a las actividades al aire libre: veleo esquí acuático, tenis, golf.

Los festivales de verano continúan inclusive en septiembre. Uno de los más espectaculares es el de los globos de aire caliente en Gatineau, Québec cerca de Ottawa, capital del país.