Maravíllese ante la complejidad del bosque tropical lluvioso.

 

Colóquese al borde del cráter de un volcán, observando el lodoso fondo hirviente. Nade en aguas turquesa rodeado de incontables peces tropicales de colores danzantes. Contemple la exuberante jungla que bordea la orilla de los ríos mientras vaga en bote mirando los cocodrilos moverse furtivamente en los bajíos. Escuche: es la cacofonía de una bandada de papagayos salvajes en la copa de un ceibo. Relájese en una playa bordeada de palmeras, al tiempo que la brisa del mar atenúa el calor del sol tropical y el rítmico choque de las olas lo invita a olvidar todo, excepto la belleza del momento. Perciba el aroma de flores invisibles y observe la oscuridad deslizarse sobre la jungla, al son de las ranas que al pie de los árboles reemplazan los cantos de los pájaros. Pocos países ofrecen tanta diversidad natural y tantas opciones para vacacionar en un área tan pequeña. La variedad de flora y fauna existentes, los espectaculares escenarios y una impresionante gama de diversiones al aire libre, se conjugan para proveerle experiencias únicas y memorables.

En sus vacaciones puede remar por desafiantes rápidos, flotar a través de las copas de los árboles de un bosque lluvioso, sentado en un teleférico; brincar entre árboles macizos, escalar, descender a cuevas o simplemente sentirse dueño de una playa desierta.