Cuba es tierra de sabor y música; calidez y deseo; bondad y aroma; palmas y tabaco; ron y guaracha; autenticidad y amigos; café y nobleza; espontaneidad y amor. Enigmática como en sus viejos tiempos, Cuba sigue siendo la hermosa que cautivó al Gran Almirante Cristóbal Colón cuando recaló en las costas orientales de Bariay el 27 de Octubre de 1492.

 

Su atractiva figura geográfica se escabulle entre la belleza y la serenidad. El verde de sus campos y el azul de sus playas la hacen especial a los ojos de quienes la han descubierto de uno a otro extremo. La ubicación de Cuba entre las dos Américas, a la entrada del Golfo de México, le ha dado la virtud de ser el centro del Caribe. Las tierras mas próximas a ella son: al Norte La Florida; al Este, Haití; al Sur, Jamaica y al Oeste, México.

 

Cuba es una isla de contrastes bien marcados: naturaleza de trópico, ciudades coloniales, bellos fondos marinos, cultura multifacética y un pueblo excepcional. Todo este encanto de isla extraordinaria esta puesto al alcance del viajero ávido por descubrir que Cuba sí es un paraíso terrenal.

 

La alegría de su gente, ingeniosa y expresiva, añade esa nota de calidez que identifica Cuba. La Habana Vieja, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad cuenta con el centro urbano colonial mejor conservado de América.

 

El resto de Cuba, no es menos atractivo, con sus ciudades históricas (Trinidad, Cienfuegos, Santiago de Cuba...), sus playas (Varadero, Guardalavaca, los Cayos…), el valle de Viñales... En Cuba podrá disfrutar de actividades como submarinismo, pesca, ciclismo u observación de aves. Y que decir del constante derroche musical de los cubanos, que han creado ritmos como la rumba, el son y el bolero.