Viaje a Iran

Viajar a Iran desde Argentina

Isfahán merece todas las recomendaciones pero hay dos lugares impagables, ambos son casas de té. En el extremo este de la plaza del Imán y encima de la puerta principal del bazar existe una pequeña casa de té con una terraza.

Desde lo alto podemos gozar de una de las mejores vistas de la plaza del Imán. Uno de los mejores espectáculos es ver anochecer, fumando unas pipas de agua gelium con tabaco aromatizado con manzana, bebiendo té y saboreando pastelitos de pistacho y miel. 

 

La otra casa de té de excepción se encuentra en el interior de una de las arcadas del puente Khaju. Las paredes del establecimiento están repletas de recuerdos y fotos de luchadores famosos y como no retratos de Alí y Hussain. Hay que saber escuchar correr las aguas del río Zayandeh, oler el incienso y luego extasiarse a gritos, como hacen los iraníes, cuando suena la hora de la oración. 

Viaje a Iran

Uno de los espectáculos más espectaculares que podemos ver en Irán es el Vargesh-ye Bastaní. Ese deporte tradicional iraní es una especie de gimnasia que se practica en grupo, al son de un tambor y con cantos rituales. Está cargado de simbolismos y tiene el valor de ser una manifestación popular de gran vistosidad, vigor, energía y practicada por hombres de todas las edades. Las mujeres no pueden entrar.El local donde se practica se llama Zurkhané (casa de la fuerza). El publico se sienta entorno a un recinto en el que se van situando los atletas. 

Principales lugares turisticos de Iran

Todo lo que sucede está plagado de gestos alegóricos. Cuando entran los participantes, tocan la pista con la mano se la besan y la llevan a la frente. Van vestidos con una especie de falda atada a la cintura. Ofrecen una falda al público para que se una a ellos. 

 

Los ejercicios son variados y duran unos veinte minutos cada uno, veinte minutos de frenesí. Flexiones sobre los brazos, significando un grupo de guerreros reptando. Movimientos de piernas y brazos, saltos rítmicos y algunos giros similares a los de los derviches. La alegoría del ejercicio es la de un ejército avanzando, retrocediendo y volviendo a marchar hacia delante. Una de las pruebas más representativas de las zurkhanés, y es cuando cada hombre coge dos mil, unas pesas de madera que llegan a los 15 kg. cada una. Durante mucho rato los gimnastas van levantado alternativamente los mil, siempre acompañándose de cantos y al ritmo del tambor. De nuevo ofrecen la falda al público. Y otra vez giros apasionados, ahora los realiza una sola persona, cuando acaba, empieza otro y así sucesivamente. De tanto en tanto, alguno de los participantes pronuncia una especie de discurso, el cual es seguido de nuevos gritos. Los giros significan al guerrero que ha quedado rodeado y solo puede librarse del enemigo dando vueltas con una espada en cada mano, tal como hacía Alí. 

Mientras se llevan a cabo tan duras prácticas se van dando gritos de saludo a Mahoma y toda su familia. En una posición destacada, normalmente en una especie de caseta, se sitúa el Morshed, una persona encargada de cantar poemas épicos, acompañado por el repique rítmico de un tambor. El cantante también recita poesías en honor a Ali y a Dios. 

 

Todavía quedan otros ejercicios y que ahora sólo realizan los más fuertes, son el kabadé, una práctica que implica hacer girar un raro artilugio metálico y que quiere representar al guerrero que dispara flechas con un arco. Un último ejercicio es el sanghé, se lleva a cabo con dos tablas de madera de 40 kg. cada una, y se realiza desde el suelo. Sobre este curiosa y dura habilidad hay dos interpretaciones, una cuenta que es el guerrero se defiende desde el suelo con el escudo, la otra versión se refiere a cuando Ali arrancó las puertas de una mezquita. 

principales lugares turisticos de iran, viaje a iran

Mezquita de Nasir ol Molk

La mezquita Nasir al-Mulk, o Mezquita Rosa, está ubicada en Shiraz, Irán. Se trata de un edificio con una arquitectura tan hermosa, que no parece real. Les puede gustar o no la arquitectura árabe, pero hay que estar ciego para no apreciar una belleza como esta. Es arte por donde se mire.

Mezquita del Imam Jomeini

La Mezquita del Imam Jomeini, es una mezquita también conocida como Mezquita Real o la Mezquita del Imán, situada en Isfahán (Esfahān) en Irán,​ fue construida para el soberano safaví Shah Abbas I, entre los años 1612 y 1630. La Mezquita del Shah está situada en el lado sur de la plaza de Naghsh-i Jahan.

Noche de Isfahan

En las noches de Isfahan es recomendable una visión nocturna de su bella plaza y de la Mezquita que captura